ACCIONES

Lunes 8 d Julio, 2013

HOME / ACCIONES 2006 /

Informe final - Conferencia internacional "Hacia nuevas estrategias de apoyo al periodismo y los medios en Colombia"

El presente informe fue elaborado por Carlos Cortés Castillo, director ejecutivo de la Fundación para la Libertad de Prensa, a partir de los siguientes insumos: ‘Aproximación al apoyo a medios y a periodistas en Colombia (2000-2006) y aportes para la construcción de una estrategia conjunta (2006-2015)’, de Marisol Cano Busquets y Thora Gehl; relatoría del evento, a cargo de Marcela Giraldo, y apuntes personales.

El 25 y 26 de septiembre de 2006, el Proyecto Antonio Nariño, PAN[1], en conjunto con International Media Support, Dinamarca, y Reporteros Sin Fronteras, Suecia, llevó a cabo la conferencia internacional Hacia nuevas estrategias de apoyo al periodismo y a los medios de comunicación en Colombia. El objetivo del evento fue hacer un balance de las estrategias aplicadas por las organizaciones nacionales e internacionales en el apoyo a periodistas y medios de comunicación en el contexto del conflicto armado colombiano, con el propósito de discutir los nuevos escenarios y las estrategias futuras en este campo.

Como insumo principal para la conferencia, el PAN contrató una consultoría independiente para hacer un diagnóstico sobre “la situación actual de los medios informativos y de los periodistas en Colombia, así como una caracterización de los trabajos que se han adelantado en el país en los últimos cinco años orientados a fortalecer el sector[2].

Si bien el presente informe incluye las principales conclusiones expuestas en ese estudio, no desarrolla de manera exhaustiva su contenido[3]. Tales consideraciones se utilizan como punto de partida para abordar las discusiones que se llevaron a cabo en la conferencia, y ofrecer así un documento técnico de trabajo. Así, este informe está dividido de la siguiente manera:

Los primeros dos capítulos, Las iniciativas de apoyo al periodismo y los medios en Colombia y Estrategias y experiencias de donantes en apoyo a medios en Colombia desarrollan brevemente las principales conclusiones del documento de diagnóstico precitado.

Más adelante, el capítulo Análisis por temas y formulación de estrategias se centra en el resultado de las mesas de trabajo[4], dividas en las siguientes materias: i) ambiente propicio para los medios de comunicación y periodistas; ii) pluralismo informativo; iii) derechos de los periodistas y medios de comunicación; iv) calidad de la información, y v) protección, prevención y monitoreo de violaciones a la libertad de prensa. En cada punto se identifican los problemas discutidos, los asuntos centrales y las propuestas de estrategia para su abordaje.

Por último, el cuarto capítulo, En busca de un trabajo conjunto incluye el esbozo de algunas ideas que se plantearon como acciones concretas o proyectos futuros. Es importante aclarar que no se trató de un ejercicio exhaustivo, y que la planeación de la labor posterior de la alianza se dejó para otros escenarios.

Todo este proceso responde al objetivo de la alianza PAN de promover el diseño de un plan integral de acción para el sector de la información, con el fin de tener una ciudadanía plural e informada. Este plan no es otra cosa que una agenda común entre cooperantes y organizaciones y asociaciones de medios de comunicación y periodistas para contribuir con los procesos de paz, democratización, derechos humanos y libertades fundamentales en el ejercicio de un periodismo libre, responsable, ético y en beneficio de la ciudadanía.

Por otro lado, la alianza PAN también busca reorientarse en beneficio de sus miembros. Una agenda común – por lo menos entre los miembros del PAN – permitirá una relación más clara y coordinada con las agencias de cooperación y los gobiernos extranjeros. Evitar la duplicidad de funciones, la información compartimentada y la financiación de proyectos similares no sólo redunda en un beneficio para la alianza; también le permitirá al sector de la cooperación internacional tener una mejor interlocución con las organizaciones y asociaciones que promueven la libertad de información en Colombia.

  1. Las iniciativas de apoyo al periodismo y los medios en Colombia

Después de describir brevemente el contexto del periodismo en Colombia, pasando por algunas consideraciones coyunturales de carácter político, el documento de diagnóstico enumera las dificultades y necesidades tanto de los medios de comunicación como de los periodistas en Colombia. Más adelante divide en cinco categorías los principales obstáculos para ejercer el periodismo en nuestro país: i) el conflicto armado; ii) los asuntos estructurales del país; iii) la actuación del Estado; iv) el desarrollo del sector de las comunicaciones, y v) las circunstancias del ejercicio del periodismo.

Asimismo, se identifican tres actores involucrados en el sector, que trabajan en medio de esta serie de obstáculos. El documento hace la siguiente clasificación para explicar el tipo de acciones que desarrollan:

A.Las organizaciones sociales de apoyo a medios y periodistas

En este grupo el documento identifica cuatro categorías a partir de la misión de las organizaciones: i) defensa y promoción de la libertad de prensa; ii) capacitación a periodistas mediante programas informales; iii) fomento del ejercicio periodístico y la construcción de la paz, y iv) creación de asociaciones de periodistas y comunicadores.

Para cada categoría se identifican las organizaciones que actualmente desarrollan la labor correspondiente y la manera como obtienen – de manera general – su financiación. Así, las organizaciones gremiales obtienen aportes económicos de sus miembros, mientras las demás estructuran proyectos para ser financiados por la cooperación nacional o internacional. Usualmente estos proyectos están alineados con la misión y las líneas de acción de las organizaciones, pero en otras ocasiones responden a oportunidades coyunturales de recursos y convocatorias.

  1. Los medios de comunicación

Según el diagnóstico, las acciones ejecutadas por los medios de comunicación varían a partir del perfil de la empresa, el tipo de organización, la condición económica y la estructura de la propiedad. Más que estrategias, se identifican actividades concretas en temas como formación, modernización, apoyo a periodistas amenazados o monitoreo de cubrimiento periodístico.

C.Los donantes

El documento divide en cinco grupos a los donantes o entidades de cooperación: i) agencias oficiales de cooperación y representaciones de gobiernos extranjeros; ii) agencias multilaterales; iii) organizaciones no gubernamentales internacionales; iv) fundaciones privadas locales, y v) fundaciones en el exterior.

En el escenario internacional – afirma el documento – Colombia aparece como un país de ingresos medios. Esto significa que no clasifica para obtener una asistencia masiva en desarrollo económico, político y social. Así, las agencias de cooperación con representación permanente centran su trabajo en la incidencia del conflicto armado interno y la defensa de los derechos humanos. Las embajadas de gobiernos extranjeros administran fondos para proyectos enfocados en ese mismo sentido.

La labor de organizaciones multilaterales como Naciones Unidas varía dependiendo de la agencia que se trate: así, relacionado con su función, agencias del sistema de Naciones Unidas con presencia en Colombia como Unicef, Acnur y Pnud, centran su mandato en los efectos del conflicto armado.

Las organizaciones no gubernamentales internacionales también reciben gran parte de sus recursos de las agencias estatales de cooperación, además de recursos obtenidos de otras fuentes. Así, algunos funcionan como intermediarios, especializados en áreas, también con énfasis en temas humanitarios.

En conclusión, según el diagnóstico los donantes con presencia permanente en Colombia no tienen una línea de acción específica en libertad de expresión, apoyo a medios o trabajo con periodistas. Suele relacionarse directamente con el tema del conflicto, y desde allí se disponen fondos limitados. Embajadas como la de Suecia, Estados Unidos y Reino Unido, entre otras, y el Pnud, financian o desarrollan proyectos como parte una estrategia amplia de promoción de la paz y fortalecimiento de las instituciones democráticas.

El estudio destaca la diversidad del apoyo de las organizaciones del exterior. Organizaciones como Open Society Institute, Media Development Loan Fund, McCormick Tribune Foundation, Ford Foundation, Rory Peck Trust y Knight Foundation desarrollan trabajos específicos o exclusivos en la temática. Cabe aclarar, sin embargo, que no todas tienen un apoyo permanente o prioritario en Colombia.

Por último, se identifican siete grandes bloques de líneas de trabajo en el apoyo a medios y a periodistas de las organizaciones nacionales, medios y donantes:

1.         Capacitación de periodistas y editores

2.         Apoyo a medios comunitarios

3.         Financiación de producciones y contenidos

4.         Protección y prevención

5.         Investigaciones y publicaciones

6.         Soporte material a medios

7.         Fortalecimiento institucional

Esta clasificación se retoma más adelante, en el capítulo de formulación de estrategias.

  1. Estrategias y experiencias de donantes en apoyo a medios en Colombia

El documento de diagnóstico plantea la siguiente premisa: ninguno de los donantes con presencia en Colombia tienen previsto que la línea de apoyo a medios y periodistas se convierte en una prioridad en el futuro. Se señalan principalmente limitaciones de carácter financiero, y también la necesidad de que cualquier trabajo en esta área esté relacionado con las líneas principales que desarrollan.

Aún así, hay interés en el tema, ya que existe consenso en que el rol de los medios y la situación de los periodistas son clave para la labor de los donantes en Colombia. Hay entonces asuntos de especial interés para éstos:

  • El papel de los medios de comunicación en situaciones de conflicto interno, de desarme y reinserción de grupos al margen de la ley. Incorporar experiencias comparadas en temas como justicia y reparación, entre otros.
  • La participación de los propietarios de los medios en el mejoramiento de la calidad periodística y en los mecanismos de protección de los periodistas.
  • El mejoramiento del nivel profesional de los periodistas.
  • La promoción de acciones para la circulación de más y mejor información de las regiones colombianas en los medios nacionales.
  • La inclusión del tema del conflicto en los espacios informativos de la televisión, con mejor tratamiento periodístico, ampliación de fuentes y de puntos de vista.

El documento también se refiere al aporte no financiero de los donantes, es decir, a las acciones de promoción y de interlocución con las entidades estatales con el propósito de posicionar en la agenda pública los temas prioritarios para el sector.

Entre otros ejemplos citados están las solicitudes para que las autoridades presten mayor atención a los casos de amenazas a periodistas, la participación en foros y actividades nacionales e internacionales sobre el tema y la apertura de espacios de diálogo e intercambio de experiencias.

Otro tema que suscita consenso entre los donantes – afirma el documento – es la importancia de que las acciones que apoyen estén coordinadas en el sector, a través de redes, por ejemplo, con el fin de evitar duplicidad de esfuerzos y lograr intervenciones de mayor impacto.

Teniendo en cuenta además que los donantes tienen fondos limitados, la cofinanciación de proyectos permite una consecución de mayores recursos, una ejecución coordinada y a más largo plazo y un seguimiento más preciso. Por otra parte, los donantes radicados en el exterior encuentran en el trabajo coordinado una ventaja grande para el monitoreo de los proyectos.

Finalmente, para los donantes que se encuentran en el exterior y que tienen menos posibilidades para monitorear los proyectos, es una gran ventaja que exista una coordinación previa entre las organizaciones del sector.

  1. Análisis por temas y formulación de estrategias

Las siete categorías identificadas en el diagnóstico – ubicadas en la parte final del segundo capítulo – constituyeron un punto de partida entre los asistentes. Éstas fueron reagrupadas en cinco áreas generales – mencionadas en la introducción –, para ser discutidas por grupos. El propósito de cada mesa de trabajo era discutir los siguientes aspectos: i) principales problemas del tema, ii) objetivos, iii) posible estrategia, y iv) una lluvia de ideas sobre posibles acciones.

  1. Ambiente propicio para los medios de comunicación y periodistas

Los miembros de este grupo mencionaron, entre otros, los temas con énfasis legal que merecen atención en aras de que existan condiciones propicias para los medios de comunicación y periodistas: despenalización de la injuria y la calumnia, posibles reformas legales o revisión en acceso a la información, distribución de la pauta publicitaria, seguimiento judicial a casos contra periodistas, apoyo legal para representación ante las cortes y estrategias para combatir la impunidad. Es necesario aclarar que entre los miembros de la mesa no hubo consenso sobre todos los puntos, ni se consideraron prioritarios en la misma medida[5]. A continuación se describen los temas que fueron desarrollados en la mesa.

Despenalización de la injuria y la calumnia

Problema: el Código Penal colombiano contiene los delitos de injuria y calumnia (artículos 220 y 221). Como lo ha reiterado la jurisprudencia internacional e instancias como la Relatoría para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la existencia de estos delitos constituye una restricción excesiva para la libertad de expresión. Inhibe la actividad periodística e impide en muchas ocasiones el fortalecimiento del periodismo investigativo. Adicionalmente, constituye una pérdida de tiempo para el periodista demandado y le representa costos económicos en servicios de abogados.

Objetivo: despenalización de la injuria y la calumnia. Frente a este punto no hubo consenso pleno entre los miembros de la mesa. Para algunos el paso inmediato no debe ser necesariamente ese, pero sí una aplicación restrictiva del delito y un cabal entendimiento de los jueces de las condiciones bajo las cuales puede prosperar una denuncia por este tipo penal. Se debatió el impacto político y social que podría tener esta iniciativa, y la posibilidad de que la opinión pública lo interprete erróneamente como una pretensión gremial del periodismo de actuar sin ninguna clase de límites. En todo caso, sí hubo acuerdo en que en el futuro el delito debe desaparecer de la legislación Colombiana.

Estrategias: este propósito debe alcanzarse a través de una campaña que involucre a todos los sectores y que permita atravesar todas las etapas. Se mencionaron como estrategias la búsqueda de aliados en el Congreso para el apoyo de la iniciativa; la adopción de medidas que eviten una ley más severa que la vigente y el fortalecimiento de medidas alternas como la responsabilidad civil extracontractual, que tampoco debe convertirse en una nueva forma de restricción. También se propuso la adopción de un manual sobre el marco legal en el que se mueve el periodista y sobre las herramientas de protección legal, las obligaciones y los derechos.

Acción de tutela

Problema: un periodista puede difundir una información u opinión que para uno de los involucrados sea lesiva de su honra o buen nombre. El afectado puede instaurar una acción de tutela (amparo), y como consecuencia de la supuesta violación del derecho fundamental a la honra y al buen nombre, el juez puede ordenarle al periodista o medio de comunicación que rectifique la información u opinión difundida. Ésta orden debe cumplirse dentro las 24 o 48 horas siguientes a la decisión del juez.

Este plazo perentorio suele causar muchas contradicciones e inconvenientes entre periodistas y medios de comunicación. Teniendo en cuenta que la decisión no está en firme o no es definitiva, ya que cabe el recurso de apelación (revisión del juez superior), puede ocurrir que el medio rectifique y posteriormente el juez superior revoque la orden del inferior. Pero, por otro lado, si no se lleva a cabo la rectificación inicialmente ordenada, el periodista puede incurrir en desacato. Esto puede terminar en una detención domiciliaria o en cárcel.

Objetivo: que la orden de rectificación sólo tenga que cumplirse cuando se encuentre ejecutoriada la orden del juez. Es decir, cuando la decisión esté en firme y no quepan más recursos ordinarios.

No se mencionó una estrategia concreta para este problema. No obstante, se mencionó una reforma legal como la más acertada.

Pluralidad de medios

Problema: con la llegada de los nuevos sistemas de convergencia, particularmente la radio y la televisión digital, surgen grandes interrogantes sobre los efectos que esta apertura puede llegar a tener en la libertad de expresión, particularmente en la pluralidad de medios. Dependiendo del sistema de asignación y distribución de esos nuevos espacios que implemente el gobierno, se producirán los efectos sobre la cantidad de nuevos medios de comunicación y su propiedad.

Durante la conferencia se discutió el caso de otros países, como Brasil, y se evidenció el desconocimiento de las organizaciones locales de las ventajas o desventajas de una u otra política pública para el caso Colombiano.

Objetivo: que Colombia escoja el sistema que dé una mayor garantía para la existencia de múltiples y diversos medios.

Estrategia: se requiere de manera prioritaria un mayor conocimiento del tema para tener una posición clara frente al gobierno, y para estructurar una propuesta propia de política pública.

Asesoría jurídica y legal

Problema: los periodistas y los medios de comunicación – especialmente en las regiones – desconocen los derechos y obligaciones que tienen en el uso de la libertad de prensa. Tanto en la etapa previa a la divulgación de la información, como en el momento posterior, los periodistas enfrentan dudas legales y judiciales que afectan su cubrimiento o lo condicionan.

Objetivo: tener un sistema de asesoría legal que evite demandas y conflictos judiciales.

Estrategia: desarrollar un sistema de asesoría legal para periodistas regionales en temas como injuria y calumnia, acción de tutela, demandas civiles y acceso a la información, entre otros.

Acceso a la información

Problema: si bien en Colombia existen normas sobre acceso a la información y un desarrollo jurisprudencial sobre la materia, hay una gran dispersión legal y diversos regímenes de excepción (o de reserva) a la regla general de publicidad de la información. Esto redunda, además, en una ignorancia generalizada – tanto de periodistas como de ciudadanos – sobre las herramientas para obtener información de interés público.

Objetivo: tener un conocimiento amplio de la situación legal del acceso a la información y la reserva legal, así como de los obstáculos prácticos para acceder a ésta. Un diagnóstico sobre la materia permitirá saber si se requiere una norma unificada – lo cual ha sido planteado por algunas organizaciones – u otras acciones que fortalezcan el escrutinio de la actuación del Estado.

Estrategia: como primera fase, difundir las investigaciones sobre la materia que han desarrollado algunas organizaciones y asesorar a los periodistas en la utilización del derecho de petición.

Distribución de la pauta publicitaria oficial

Problema: la gran mayoría de los medios de comunicación regionales se financian principalmente con pauta publicitaria oficial. La pauta publicitaria se distribuye de manera discriminatoria y subjetiva. Esta práctica tiene un efecto nocivo en la producción de la información y en los contenidos.

Objetivo: que la repartición de la publicidad oficial obedezca a criterios objetivos y profesionales, y que las prácticas periodísticas no fomenten la relación nociva entre la fuente oficial y el periodista.

Estrategias: adoptar como causal de mala conducta de los funcionarios públicos la distribución arbitraria de pauta oficial e introducir la figura de la falta disciplinaria; promover pactos de distribución transparente de la pauta publicitaria en las regiones y hacerles seguimiento a su desarrollo, y hacer un diagnóstico sobre la reglamentación nacional y plantear la discusión de una política pública.

  1. Pluralismo informativo

Los miembros de este grupo analizaron el tema del pluralismo informativo con los siguientes objetivos, seguido por los respectivos problemas planteados:

  • Existencia de medios de comunicación plurales y sostenibles: nuevamente se hizo énfasis en lo que sucede en las regiones, donde los medios de comunicación no tienen una fortaleza financiera y administrativa que les permita ser sostenibles. Es usual que nazcan y desparezcan medios de comunicación sin mayor impacto en el mercado de la información. Por otro lado, los medios de comunicación regionales dependen de manera excesiva de los escasos mercados de la zona para su financiación. Por último, se planteó la tendencia a la concentración económica de los medios de comunicación en el país en las manos de los grandes monopolios, lo cual disminuye las voces divergentes y la multiplicidad de visiones sobre el país.
  • Implementación de estrategias para incorporar nuevas tecnologías: el rezago tecnológico de los medios de comunicación – entre ellos los comunitarios – es evidente. El acceso a Internet, la posibilidad de contar con computadores, sistemas de comunicación y programas de edición y producción de contenidos son necesidades urgentes.
  • Mejorar el manejo financiero y administrativo de las empresas mediáticas: los directores y administradores de medios regionales no cuentan con el conocimiento y las herramientas para hacer rentables sus empresas. Se planteó la posibilidad de promover intercambios de buenas prácticas entre países, para así tener un punto de referencia de casos exitosos de medios pequeños.
  • Fomento de medios de comunicación alternativos: las comunidades que promueven medios de comunicación alternativos, como una estrategia para posicionar sus voces y concepciones sobre la realidad, requieren de mayores y mejores herramientas.
  • Financiación de contenidos: existen pocos ejemplos de proyectos de financiación de contenidos en medios de comunicación en Colombia. Esta alternativa permitiría fomentar temas (derechos de las minorías o medio ambiente, por ejemplo) que por diferentes razones no hacen parte de la agenda periodística.
  • Procurar nuevas formas de organización, tanto colectivas como individuales; explorar formas de asociación entre periodistas y medios de comunicación regionales, como cooperativas, fundaciones y redes colectivos de mercadeo. Una debilidad muchas veces expuesta es la manera individualista y aislada como los periodistas o medios de comunicación pequeños desarrollan su labor. La alianza y conformación de redes es una premisa para la supervivencia de estas empresas mediáticas.
  1. Derechos de los periodistas y medios de comunicación

Como complemento de la última conclusión del grupo anterior, éste planteó la necesidad imperativa de fortalecer las asociaciones de periodistas y de medios de comunicación. Para este grupo, las preciaras condiciones laborales de los periodistas son el principal problema del periodismo en Colombia, ya que impiden ejercer el oficio de manera autónoma, independiente y estable.

Con el tiempo, en nuestro país se ha consolidado la figura del periodista free lance, quien no está vinculado al medio de comunicación mediante un contrato de trabajo, sino que es remunerado por los productos periodísticos que entrega. La precariedad de este vínculo lo hace vulnerable a la manipulación económica de las fuentes, y lo expone aún más a los riesgos inherentes del cubrimiento periodístico.

Problema: ostensible deterioro de las condiciones laborales que afectan de manera negativa la calidad de la información.

Objetivo: dignificar las condiciones de trabajo de los periodistas para que con los medios de comunicación puedan cumplir con su obligación de informar de manera oportuna y veraz.

Estrategias:

  • Apoyar la constitución de organizaciones de periodistas. En el marco de estas asociaciones, capacitar a los periodistas sobre sus derechos y responsabilidades.
  • Fomentar la aplicación de la ley laboral y defender el trabajo de los periodistas free lance, corresponsales de medios nacionales y regionales que no reciben salario u honorarios.
  • Promover acuerdos entre las organizaciones de periodistas e instancias públicas para la redistribución equilibrada de la pauta publicitaria, y evitar así el chantaje a los funcionarios públicos, y la presión de éstos a los periodistas.
  • Desarrollar una campaña para que la sociedad se sensibilice sobre la necesidad de que exista un periodismo independiente en una democracia como la colombiana.
  1. Calidad de la información

Este grupo destacó las múltiples y eficaces experiencias de formación periodística en Colombia que buscan responder a las necesidades, vacíos y dilemas que plantea la realidad nacional. Esta experiencia ha permitido a muchas organizaciones realizar entrenamientos a periodistas en el exterior. El grupo calificó como positivo el trabajo en las regiones y la realización de proyectos en coordinación.

En primer lugar, este grupo enumeró los temas más relevantes sobre la calidad de la información: capacitación de periodistas y medios de comunicación; fortalecimiento del periodismo investigativo; desarrollo de nuevas estrategias de formación; ética periodística y autorregulación, y lucha contra la autocensura a través de estrategias de publicación.

Problemas: el grupo planteó los siguientes problemas a partir de diferentes categorías: los medios de comunicación, los procesos de formación y la calidad de la información.

  • Las estructuras de salas de redacción están organizadas para otros tiempos. También se han prescindido de procesos necesarios para la elaboración de las agendas periodísticas y para la construcción de la información.
  • La abolición de los consejos de redacción en gran cantidad de medios de información. Por consiguiente, la pérdida de espacios de deliberación que propician el pluralismo y la buena calidad de la información.
  • Desaparición del buen periodismo de los medios de comunicación. El mejor periodismo se está haciendo en la actualidad desde afuera y no desde los medios, donde el periodista deja de desarrollar sus habilidades. Los profesionales mejor formados se van del país, hasta el punto de que se han generado estrategias para que quienes se especialicen afuera regresen al país después de finalizar sus estudios.
  • Los procesos de formación se han compartimentado por sectores: formación para fuentes, para periodistas o para audiencias. Deben integrarse estos esfuerzos y buscar que los entrenamientos se implementen en los medios de comunicación, se fortalezcan como procesos y sean sostenibles. También debe priorizarse la formación de los editores, no sólo desde el papel que deben desempeñar como tales, sino también como directivos.
  • La formación universitaria presenta fallas que no pueden suplir los programas informales y posteriores de formación: desde el inicio, el estudiante de periodismo debe recibir formación sobre cómo cubrir responsablemente conflicto, la etapa de posconflicto y la recuperación de la memoria histórica.
  • La calidad informativa: en este punto se hizo una distinción entre la información que no se publica, por una parte, y la disminución de la calidad informativa en razón a la falta de diversidad de medios de comunicación.

Objetivos:

  • Hacer atractivo y rentable el periodismo de calidad para los medios y los periodistas.
  • Más capacitación para periodistas.
  • Más espacios de reflexión para directores.
  • Trabajo desde las audiencias: el ciudadano debe saber cómo está siendo informado y conocer los canales de participación que tiene para hacerse escuchar en los medios.
  • Mejorar la calidad de la oferta: la información debe estar más enfocada en el ciudadano, más contextualizada, más profunda, debe reflejar mejor lo que está pasando afuera. También se debe propender por un menor oficialismo y por el contraste de fuentes.

Estrategias:

  • Los medios locales deben buscar un enfoque regional, volverlo una prioridad en su agenda.
  • Los medios de comunicación deben conocer mejor a las audiencias a través de estrategias de consulta interactiva.
  • Los medios de comunicación deben implementar indicadores de gestión que permitan medir su calidad periodística.
  • Debe hacer proyectos de acompañamiento en las salas de redacción para mejorar la producción de noticias.
  • Otorgar premios y reconocimientos a los medios de calidad.
  • Hacer alianzas entre los distintos tipos de medios: televisión, prensa escrita, radio e Internet.
  • Trabajo con audiencias: organizar ligas de consumidores y fortalecer las que ya están actuando.
  • Fomentar las alianzas periodísticas para publicar la información que algunos medios de comunicación no pueden difundir por amenazas u obstrucciones.
  1. Protección, prevención y monitoreo de violaciones a la libertad de prensa

Esto fueron los principales temas enumerados por este grupo: redes de monitoreo, prácticas periodísticas riesgosas, programas de protección (estatales y civiles) y difusión de programas de autoprotección y prevención.roblemas:

  • La impunidad es la causa de los problemas de protección de los periodistas. La vulnerabilidad de los periodistas en Colombia es una consecuencia que se afronta con acciones de protección.
  • La respuesta estatal para la protección de periodistas no es integral. Si bien la existencia de este programa es muy importante, éste se enfoca únicamente en las medidas de protección física. Adicionalmente, hay una descoordinación evidente entre las entidades públicas que hacen parte de la política pública de protección
  • Resulta insuficiente el compromiso de los medios para la protección de periodistas. Además, éstos desconocen las políticas de protección estatales, y la mayoría no cuenta con medias de protección propias.
  • Las labores de monitoreo de violaciones a la libertad de prensa son insuficientes y descoordinados: existen diversos registros de cifras sobre violaciones a la libertad de prensa, pero no hay claridad sobre los indicadores. Faltan acciones conjuntas entre las organizaciones que hacen monitoreo. También falta un trabajo regional en el monitoreo.

Estrategias:

  • Capacitar a los periodistas para que pueden identificar el origen de las amenazas; desarrollar una labor más fuerte frente a la Fiscalía sobre cómo el periodista puede denunciar las amenazas y cómo las puede recoger una organización como la FLIP.
  • Promover un clima de confianza para que los periodistas denuncien más las amenazas ante la Fiscalía y ante organizaciones de periodistas.
  • Hacerle seguimiento a las investigaciones adelantadas por la Fiscalía; crear mecanismos de asesoría jurídica y legal a los periodistas, tanto para los programas de protección como para la representación judicial.
  • Impulsar programas de protección de mayor alcance: crear fondos comunes para la protección de periodistas; construir un mapa de riesgo y hacer más monitoreo en zonas específicas.
  • Estructurar conjuntamente entre las organizaciones y los medios de comunicación una política de prevención.
  • Buscar la forma de que las violaciones al derecho a la información se hagan también visibles en los informes de derechos humanos.
  • Hacer un banco de casos de autocensura, y comenzar a abordar el tema desde el ámbito de la protección. Implementar un mecanismo para hacerle seguimiento, a pesar de la dificultad de tener un indicador sobre la materia.
  1. En busca de un trabajo conjunto

Este punto se centró en el debate sobre cómo sería la forma más indicada y acertada para proceder en pos de un trabajo conjunto y de un plan integral de acción; una especie de abordaje que involucre acciones conjuntas de organizaciones nacionales e internacionales. Si bien se hicieron varias sugerencias, no hubo consenso frente a la manera como se debe adelantar este proceso. Aún así, se plantearon cuatro puntos, de manera preliminar y como conclusión de la conferencia:

  1. Documento conjunto

Para darle continuidad a los informes de diagnóstico previos a la conferencia (a los cuales se hace referencia en el capítulo uno y dos), y para complementar lo debatido en el evento, se propuso la elaboración de un documento de consenso que recoja de manera amplia las conclusiones y recomendaciones de este seminario. Este documento (que partiría del presente informe) debe ser validado con el sector en Colombia, mediante consultas con personas clave en los medios, periodistas, directores y representantes de organizaciones. El propósito es llegar a un plan integral de estrategias y acciones para el sector. Además, vincular a otras organizaciones que no participaron en la conferencia, para asegurar una representación amplia.

  1. Campaña

Se analizó la posibilidad de hacer una campaña, para lo cual se hicieron algunas consideraciones teóricas previas. En primer lugar, se expuso la diferencia entre el trabajo que se desarrolla día a día y una campaña. Desarrollar una campaña es algo más amplio que lo primero, y elegir un asunto que aglutine a todas las organizaciones es independiente del oficio diario. Se sugiere tener un concepto de campaña que se vincule con las celebraciones del tres de mayo de 2007, cuando Unesco entregará el Premio Mundial de Libertad de Prensa en Medellín, Colombia.

Surgió la sugerencia, sobre la cual hubo consenso, de hacer la campaña sobre las constantes amenazas a los periodistas y, concretamente, sobre la impunidad en crímenes contra periodistas. Se propuso constituir un comité de acción para desarrollar el tema.

  1. Formulación y prelación de proyectos para plantear a la cooperación internacional

Hubo consenso – como se ha reiterado en este informe – sobre la necesidad de articular y unir esfuerzos en el PAN e involucrar a otras organizaciones. Así, se planteó la importancia de que las organizaciones formulen proyectos coordinados, que si bien no deben implicar una ejecución conjunta, sí eviten una duplicidad de funciones y muestren una coordinación entre las organizaciones del sector. Para el efecto, es necesario que el PAN, a partir de los insumos disponibles, desarrolle una estrategia y un plan de acción.

  1. Proyecto regional auspiciado por el PAN

Por último, se discutió la posibilidad de promover un proyecto que a partir de los temas generales que se identificaron pueda traducirse en una iniciativa regional. Se sugirió la Red de Periodistas del Caribe, Red Caribe, como una opción. Esta experiencia permitiría llegar a un enfoque integral para después ser replicada en otras zonas del país. Esta propuesta sería, entonces, una especie de plan piloto.

Algunos asistentes expusieron la ventaja que tiene Red Caribe, ya que permite desarrollar temas de protección, de asociaciones, capacitación y calidad del periodismo, entre otros. También se dijo que la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano podía prestar un apoyo técnico.

Se insistió también en que uno de los elementos favorables de la red es que en Barranquilla habrá un tribunal para juzgar a los jefes paramilitares desmovilizados, lo que aporta un componente esencial.

Varias organizaciones, entre ellas algunas que hacen parte del PAN, anotaron que se debe revisar más detalladamente si el proyecto de la Red Caribe se inscribe o no dentro de la alianza, por lo cual se recomendó hacer una discusión más amplia sobre este proyecto. Aún así, hubo consenso en la importancia de emprender una iniciativa regional.

Se recomendó contemplar la ampliación de la alianza PAN a otras organizaciones y asociaciones periodísticas. Se mencionaron, entre otras, Asomedios, la Federación Internacional de Periodistas (FIP), el Cinep, el Programa por la Paz, el Instituto Prensa y Sociedad y, de ser posible, alguna representación regional.

* * *

Se acordó que la primera etapa de este plan integral sería el próximo tres de mayo de 2007, Día Mundial de la Libertad de Prensa, en el marco de la entrega en Medellín del Premio Guillermo Cano. Teniendo en cuenta que el tema de la reunión será protección e impunidad, se sugirió aprovechar esta fecha para presentar la campaña y socializar el documento (literales A y B de este informe). Adicionalmente, la alianza retomaría la discusión del futuro de la alianza, con miras a plantear un plan de acción conjunto.

 

[1] El Proyecto Antonio Nariño, PAN, es una iniciativa interinstitucional que reúne los esfuerzos de Andiarios, Fescol, Fundación para la Libertad de Prensa, Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano y Medios para la Paz con el objetivo de promover la libertad de expresión y el derecho a la información en Colombia.

[2] Cano, Marisol y Gehl, Thora. Aproximación al apoyo a medios y a periodistas en Colombia (2000-2006) y aportes para la construcción de una estrategia conjunta (2006-2015). Septiembre de 2006.

[3] Para el efecto, el documento completo está a disposición de los miembros de la alianza PAN.

[4] La conferencia contó con la participación de los representantes de la siguientes organizaciones nacionales: miembros de la alianza PAN, Federación Internacional de Periodistas (Centro de Solidaridad), Centro de Investigación y Educación Popular – Cinep, Programa por la Paz, Círculo de Periodistas de Bogotá, Red de Emisoras Católicas, Red de Periodistas del Caribe Colombiano – Red Caribe; organizaciones internacionales: International Media Support, Reporteros Sin Fronteras – Suecia, Media Development Loan Fund, Fundación Rory Peck Trust, Federación Internacional de Periodistas, Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión – IFEX, Asociación Mundial de Radios Comunitarias – AMARC, Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica – ALER, Instituto Prensa y Sociedad – IPYS, Article 19, Open Society Institute, Fundación Avina y Unesco; medios de comunicación: El Espectador, El Colombiano, Teleantioquia, La Tarde de Barrancabermeja y el Nuevo Día de Ibagué; y las embajadas del Reino Unido, Suecia y de Estados Unidos de Norteamérica.

[5] Como tema extralegal se mencionó la necesidad de difundir el derecho a la libertad de expresión en la sociedad civil y de emprender campañas de sensibilización

Cooperantes:

Fundación Para la Libertad de Prensa FLIP